Nuestra filosofía

La drosera de hojas redondeadas o rocío de sol (Drosera rotundifolia L.) es una planta carnívora que se encuentra naturalmente en turberas de PH ácido situadas en el hemisferio norte. Se usa tradicionalmente como planta medicinal para tratar affecciones de las vías respiratorias, y tiene relevancia a nivel comercial como ingrediente básico en preparaciones fitofarmacéuticas.

No obstante, el hábitat natural de la planta (turberas) se ha visto considerablemente mermado debido a la desecación hecha por el hombre. Europa es el continente que tiene una mayor pérdida de humedales y turberas a consecuencia de ello.

En el 2012, en Alemania se llevaron a cabo los primeros experimentos para cultivar rocío de sol a partir de semillas sembradas en terrenos de turberas creadas artificialmente. En el 2015 se empezaron a tener los primeros resultados positivos, a pesar de que se cuestionó la viabilidad de dicho método. Fue un éxito tanto en la recuperación de turberas como en el crecimiento y proliferación de drosera de hojas redondeadas. Actualmente se ha establecido una compania con su propia área de cultivo de rocío de sol para comercializarlo en la industria farmacéutica.

Este método innovador no solamente produce plantas de drosera de manera sostenible al recuperar su hábitat natural, sino que también genera varios beneficios a nivel ambiental, tales como:

La reducción de gases de efecto invernadero

Gracias a que el área de producción de la planta está en turberas en recuperación, la turba que todavía se conserva y por lo tanto la emisión de gases de efecto invernadero se ve reducido al nivel del generado por turberas naturales. Una vez que el musgo de turba empiezan a crecer van formando nuevas capas de turba que almacenan carbono.

La prevención de contaminación acuífera

Las turberas desecadas son sumamente contaminantes de cualquier formación acuífera cercana a ellas. Esto se debe a la filtración de elementos orgánicos en descomposición que nutren la turba, tales como el fósforo y el nitrógeno. Nuestro método de cultivo de rocío de sol previene que la turba se pudra y por lo tanto acaba con el problema de filtración contaminante. Asimismo, a diferencia de la agricultura convencional, nosotros no usamos fertilizantes o pesticidas en nuestros cultivos de drosera de hojas redondeadas.

La conservación de especies raras propias de humedales, debido a la creación de nuevos hábitats.

Al re-establecer el hábitat natural de la drosera de hojas redondeadas para su cultivo, también aportamos un hábitat para muchas de las plantas de humedales que están catalogadas como raras y que están adaptadas específicamente a las condiciones ácidad de las turberas. Entre dichas especies están plantas como la Rhynchospora alba o ciertos tipos de arañas especializadas.

Suministro de materia prima ecológica y económicamente sostenible

A diferencia de la recolección de drosera de hojas redondeadas silvestre, la drosera proveniente de la paludicultura ofrece una alternativa ecológicamente sostenible para obtener la substancia bioquímica 'Droserae herba'. Dicho método de cultivo tiene una repercusión positiva en el clima, el medio ambiente y en la flora silvestre.

Financiado por:

Financiado por:

 

 
 
 
 
logo-gsa_300.png
© 2017 PALUDiMED.

Search